Antiviolencia incluye a Ultra Boys entre los 11 grupos más peligrosos del fútbol

| 31 mayo, 2018

La comisión estatal pide al Sporting que prohíba sus pancartas y sus distintivos en El Molinón y que evite su promoción y su apoyo

31/05/2018  Sporting El grupo Ultra Boys, que aglutina a los seguidores más radicales del Sporting, ya está considerado oficialmente como uno de los once colectivos más peligrosos de todo el fútbol español. La Comisión estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte incluyó hace días al colectivo radical rojiblanco en el listado de grupos ultras a disolver en el fútbol, entre los que se encuentran también otros como “Ligallo” del Zaragoza, “Riazor Blues” del Deportivo, el “Frente Atlético” del Atlético de Madrid o “Indar Gorri” de Osasuna. UltraBoys es el único grupo asturiano en esa lista de violentos que se quiere erradicar de los estadios españoles. La comisión estatal insta al Sporting, como al resto de clubes implicados que tengan entre su afición grupos violentos, que prohiba sus pancartas, sus bufandas y cualquier distintivo en El Molinón u otras instalaciones y que evite su promoción, su apoyo y su visibilidad.

En un informe fechado el pasado jueves, al que tuvo ayer acceso este periódico, el secretario de la Comisión estatal, Mauro Sanz, firmante del mismo, propone a la Liga la inclusión de dos nuevos grupos violentos en el listado: Ultra Boys, del Sporting, e Indar Gorri, de Osasuna. Así, en la nueva relación, que actualiza la realizada el pasado mes de octubre, figuran un total de 11 grupos pertenecientes a nueve equipos del fútbol español repartidos en tres categorías: Primera, Segunda y Segunda B. El pasado martes, cinco días después de la emisión del citado informe, el Sporting agilizó los trámites de la grada de animación sin violentos que prevé crear en el Fondo Sur de El Molinón, zona del estadio donde, precisamente, se ubican desde hace años los miembros de Ultra Boys. La inclusión en la lista del grupo radical rojiblanco llega un mes después del ataque neonazi a un bar del barrio gijonés de Cimadevilla donde se celebraba una fiesta del Ceares. El ataque se saldó con varios detenidos relacionados con Ultra Boys, uno de los cuales permanece en prisión preventiva. Varios miembros del grupo ultra rojiblanco también protagonizaron altercados con la Policía en el derbi ante el Oviedo del pasado mes de septiembre, incidentes que también se saldaron con más de una decena de detenidos.

El grupo Ultra Boys, que aglutina a los seguidores más radicales del Sporting, ya está considerado oficialmente como uno de los once colectivos más peligrosos de todo el fútbol español. La Comisión estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte incluyó hace días al colectivo radical rojiblanco en el listado de grupos ultras a disolver en el fútbol, entre los que se encuentran también otros como “Ligallo” del Zaragoza, “Riazor Blues” del Deportivo, el “Frente Atlético” del Atlético de Madrid o “Indar Gorri” de Osasuna. UltraBoys es el único grupo asturiano en esa lista de violentos que se quiere erradicar de los estadios españoles. La comisión estatal insta al Sporting, como al resto de clubes implicados que tengan entre su afición grupos violentos, que prohiba sus pancartas, sus bufandas y cualquier distintivo en El Molinón u otras instalaciones y que evite su promoción, su apoyo y su visibilidad.

En un informe fechado el pasado jueves, al que tuvo ayer acceso este periódico, el secretario de la Comisión estatal, Mauro Sanz, firmante del mismo, propone a la Liga la inclusión de dos nuevos grupos violentos en el listado: Ultra Boys, del Sporting, e Indar Gorri, de Osasuna. Así, en la nueva relación, que actualiza la realizada el pasado mes de octubre, figuran un total de 11 grupos pertenecientes a nueve equipos del fútbol español repartidos en tres categorías: Primera, Segunda y Segunda B. El pasado martes, cinco días después de la emisión del citado informe, el Sporting agilizó los trámites de la grada de animación sin violentos que prevé crear en el Fondo Sur de El Molinón, zona del estadio donde, precisamente, se ubican desde hace años los miembros de Ultra Boys. La inclusión en la lista del grupo radical rojiblanco llega un mes después del ataque neonazi a un bar del barrio gijonés de Cimadevilla donde se celebraba una fiesta del Ceares. El ataque se saldó con varios detenidos relacionados con Ultra Boys, uno de los cuales permanece en prisión preventiva. Varios miembros del grupo ultra rojiblanco también protagonizaron altercados con la Policía en el derbi ante el Oviedo del pasado mes de septiembre, incidentes que también se saldaron con más de una decena de detenidos.

Enlaces internacionales