Agredidos dos árbitros de baloncesto después de un partido de infantil en Benalmádena

| 11 junio, 2017

Los hechos se produjeron después del encuentro entre el equipo local y el Ciudad de Melilla

JUAN CALDERÓN. SUR.- Dos árbitros de baloncesto fueron agredidos ayer sábado después del encuentro que disputaron el Benálmádena el equipo local y el Ciudad de Melilla correspondiente a la semifinal de la Final Four infantil provincial (jugadores de 13 o 14 años de edad).

Los hechos se produjeron media hora después de la finalización del partido en el ‘parking’ de la instalación cuando el colegiado, que responde a las iniciales J.C. A., se disponía a marcharse para regresar a su casa en su coche. En ese momento, varios niños que lucían la indumentaria del Ciudad de Melilla, estaban jugando cerca del vehículo y uno de ellos pudo golpearlo, según informaron testigos presenciarles. J.C.A. les solicitó que se apartasen y les recriminó su actitud, y en ese momento el padre de uno de los niños le advirtió que los términos en los que se había pronunciado no eran los correctos, mientras otro le recriminó su arbitraje. Lo llamativo del asunto es que el Benalmádena había dominado todo el encuentro con claridad con ventajas de más de 30 puntos para acabar ganando por 22.

La situación pasó a mayores y uno de los padres introdujo la mano por la ventanilla, al tiempo que el árbitro arrancó y casi se lo lleva por delante, según apuntaron las mismas fuentes. En ese momentos, otros padres rodearon el vehículo impidiendo que abandonara el ‘parking’. El colegiado salió del coche y en ese momento fue derribado y, ya en el suelo, recibió patadas y puñetazos presuntamente de varios padres de los jugadores del Ciudad de Melilla, según explicaron fuentes federativas. También fue agredida una chica, que realizaba labores de arbitraje en el mismo partido y que era la novia de J.C.A, que se encontraba en el coche y que trató de detener la agresión. En el vehículo también iban las tres componentes de las mesa de anotadores, que tuvieron más suerte y se libraron de los golpes.

Al percatarse del tumulto, los responsables del equipo de Benalmádena, que se encontraban recogiendo la pista, acudieron a socorrer al colegiado, que presentaba magulladuras y hematomas. Al mismo tiempo se llamó a la Policía Local de Benalmádena y a la Policía Nacional, que se personaron al cabo de unos minutos y tomaron declaración a los dos árbitros agredidos. Cuando las fuerzas del orden llegaron, los presuntos agresores habían abandonado el ‘parking’, y sólo se quedaron dos representantes del Ciudad de Melilla, entre ellos el entrenador del equipo de la capital, que trató en todo momento de frenar la agresión y protegió al árbitro.

Acciones inmediatas

La Delegación Malagueña de la Federación Andaluza de Baloncesto, confirmó esta tarde a SUR, que el Ciudad de Melilla ha apartado del equipo a los padres que originaron el altercado y, presuntamente, participaron en la agresión. Del mismo modo, el club ha identificado a los agresores, que esta tarde podrían haber pasado por dependencias policiales para prestar declaración.

Los dos árbitros acudieron después de los hechos a un centro hospitalario de la capital para que quedase constancia de las lesiones que habían sufrido como consecuencia de la agresión y también interpusieron sendas denuncias en la Comisaria Provincial. Mañana se celebará una reunión en la sede de la Federación en la que se abordará el asunto y se tomarán las medidas que correspondan.

Enlaces internacionales